Cómo puede ayudar la tecnología a la prevención de incendios

Actualmente, las diferentes tecnologías digitales nos ayudan cada vez más a combatir el efecto del cambio climático. Además, puede contribuir en la gestión de incendios forestales mediante la prevención, la detección y la restauración.

En los últimos años, Castilla y León ha sufrido dos grandes incendios, uno en la provincia de Ávila, el pasado 21 de agosto del 2021, y otro, el 15 de junio de 2022, en la provincia de Zamora, producido en reserva de la Sierra de la Culebra. Este último fue el mayor incendio detectado en España en el siglo XXI, calcinando 25.000 hectáreas.

Según el último estudio realizado por las Naciones Unidas para el Medio Ambiente 2022, los incendios forestales y el cambio climático se retroalimentan. Puesto que, los fuegos empeoran con el cambio climático a través del aumento de la sequía, las altas temperaturas, la baja humedad y los fuertes vientos, lo que da lugar a temporadas de incendios más secas y prolongadas. A su vez, el cambio climático se ve agravado por los incendios forestales, principalmente por la destrucción de los ecosistemas que equilibran el clima.

Gracias a la implementación de las tecnologías digitales se crean herramientas como la que han desarrollado en el proyecto europeo DRYADS, las cuales pueden ayudar a combatir los incendios forestales, como, por ejemplo, la plataforma geoespacial creada por la Universidad de Salamanca (USAL) para luchar contra los incendios forestales.

La teledetección de los incendios forestales permite trabajar combinaciones de bandas multiespectrales empleando bandas de infrarrojo que ayudarán a visualizar perfectamente las zonas afectadas. Gracias a este análisis se puede analizar el potencial de las masas forestales, identificar zonas afectadas por incendios o visualizar perfectamente los conatos y frentes de fuego a tiempo real.

Anteriormente, se han expuesto algunos ejemplos de cómo la implementación de las tecnologías digitales se puede ayudar a detectar, prevenir y restaurar los incendios forestales. Sin embargo, el sector de las tecnologías está en constante evolución, lo que evoca la posibilidad de nuevas invenciones para la lucha contra incendios.